No Tiene Por Qué Vivir Con Dolor Articular

Comprender las Causas del Dolor Articular

¿Qué es una articulación?
Una articulación está formada por dos extremos de 2 o más huesos que están conectados por franjas de tejidos gruesos llamados ligamentos. Por ejemplo, la articulación de la rodilla está formada por el hueso inferior de la pierna, llamado tibia o canilla, y por el hueso del muslo, llamado fémur. La articulación de la cadera es una enartrosis formada por una parte esférica, o cabeza femoral, en el extremo superior del hueso del muslo, y el cotilo o acetábulo en la pelvis.

Los extremos del hueso de una articulación están cubiertos con un material, suave y resistente llamado cartílago. El cartílago normal permite un movimiento prácticamente sin fricción. El resto de las superficies de la articulación están cubiertas por un tejido delgado y suave llamado sinovial. Éste produce líquido que actúa como un lubricante para disminuir la fricción y el desgaste de la articulación.