Comprensión de la Cirugía Asistida por Computadora

Un Gran Paso en el Reemplazo de Articulaciones

Si está leyendo este folleto, probablemente usted (o algún ser querido) está considerando o preparándose para una cirugía de reemplazo de articulaciones. Probablemente ha seguido varias terapias no quirúrgicas, las que incluyen medicamentos antiinflamatorios, inyecciones en la articulación y fisioterapia. Aun así, el dolor y el movimiento limitado pueden reprimirlo de realizar las actividades que solía hacer sin preocuparse.

Y ahora tenemos aún mejores noticias. Se han hecho enormes avances en lo que se refiere al reemplazo de articulaciones, lo que hace esta opción viable para una mayor cantidad de personas como nunca antes. Durante las últimas cuatro décadas, se ha demostrado que el reemplazo de articulaciones alivia el dolor articular agudo y restaura la función articular en más del 90% de los pacientes que se someten al procedimiento.*

Mientras lee, tome nota de todo lo que no comprenda. Su médico responderá con gusto sus preguntas para que se sienta cómodo y seguro con respecto al plan de tratamiento que ha elegido.

Tecnología de Vanguardia
Durante el procedimiento de reemplazo de articulaciones, su cirujano se esforzará para garantizar que todo esté alineado correctamente. El alineamiento preciso de los componentes de la cadera o de la rodilla es de suma importancia para el funcionamiento general de su nueva articulación1,2 y también ayuda a que sienta la articulación saludable nuevamente y a que, en lo posible, el reemplazo de ésta dure más tiempo.

La tecnología asistida por computadora ha hecho posible que su especialista ortopédico realice procedimientos de reemplazo de articulaciones con un nivel de exactitud tan preciso que puede mejorar los resultados de su cirugía.1

¿Cuáles son algunas de las razones por las que los cirujanos ortopédicos eligen la tecnología asistida por computadora?

  • Le entrega a su cirujano datos completos acerca de su anatomía, con lo que se puede lograr una colocación más exacta del reemplazo articular.
  • Le permite al cirujano planificar la cirugía con mayor exactitud, con un modelo parcial en tres dimensiones de su cadera o rodilla.2
  • Le entrega al cirujano control, información y la capacidad para corregir posibles errores durante la cirugía.1
  • Permite una mejor visualización de la anatomía, lo que es particularmente importante cuando se utilizan técnicas menos invasivas.